Entrenamiento mental: habilidades caninas

Los perros tienen necesidades físicas y mentales. Si sales a correr con él, sus necesidades de ejercicio físico se cumplen, pero si no cumples con su necesidad de estimulación mental, crearás un atleta aburrido. Es más, tendrás en casa un perro en mejor forma para masticar muchos más objetos y no solo uno.

Necesitamos proporcionarles ejercicio mental para lograr tener un perro equilibrado y evitar problemas de comportamiento que inciden en su calidad de vida y la nuestra. Ahora bien, si no lo hacemos, ya se encargará de conseguirlo él solito comiendo objetos que no son suyos, destrozando cosas, con trastornos obsesivos, diversos problemas de conducta, y un largo etc.

Un perro que trabaja su mente es mucho más estable, más equilibrado y menos excitable, menos hiperactivo, en definitiva todo se hace mucho más fácil para el perro y para el dueño, incluso aguantará mejor la soledad a raíz de la ausencia de sus dueños.

Por ello, practicar entrenamiento mental supone un gran beneficio para los perros.

¿Quien ha dicho que entrenar habilidades caninas significa hacer trucos?

Otra de las grandes ventajas de esta modalidad, es la de ayudar al perro a gestionar situaciones estresantes incrementando así su auto confianza, muchos de los ejercicios que se practican con esta modalidad están dirigidos hacia la resolución de problemas, lo que incrementa y potencia la capacidad cognitiva del perro mejorando su capacidad de adaptación.
Se aprovechan las capacidades naturales de los perros para orientarlas hacia terapias de modificación de conducta y adiestramiento especializado de obediencia básica y avanzada.

Las Habilidades Caninas, es una modalidad de entrenamiento que trabaja una multitud de ejercicios y actividades de habilidad, coordinación, equilibrio, auto control y  concentración a los perros, sin importar raza, edad, tamaño y/o constitución. Muchos de los movimientos provienen de otras disciplinas como agility, obediencia, ó freestyle.  No existen competiciones oficiales de ésta modalidad, las personas que  practican habilidades caninas lo hacen por diversión y entretenimiento con su  perro. En el desarrollo de las habilidades caninas se trabajarán:

  • Ejercicios de concentración y auto control

  • Ejercicios de equilibrio y propiocepción

  • Trabajos cognitivos

  • Comportamientos dirigidos

  • Y un largo etc.

Además de prevenir el aburrimiento y hacer ejercicio mental, también lograremos una mejor comunicación con el perro incrementando el vínculo de unión y confianza entre el perro y su guía, algo esencial antes de exigirle que nos obedezca.
Cualquier perro es apto para aprender y practicar habilidades caninas, no hay límites de edad ni limitación alguna, se puede entrenar en cualquier lugar, dentro y fuera de casa. Es una actividad apta para toda la familia, e incluso los niños pueden participar. Pocos minutos al día son suficientes para entrenar esta modalidad. Lo más importante es divertirnos junto al perro y tener momentos agradables que fomenten la confianza entre el perro y el guía.

El pilar del trabajo con habilidades caninas es el bienestar de los perros y ello se basa ante todo en respetar su estado emocional.

IMPORTANTE

  • Intercalar siempre sesiones de entrenamiento con sesiones de juego, de esa manera mantendremos la motivación del perro.
  • Tener en cuenta la gestión del estrés, saber identificar señales de estrés evitará un perro frustrado y con problemas de conducta.
  • Aprende a comunicarte con tu perro y estudia las señales de calma, ellos no pueden leer un libro para aprender a comunicarte contigo, tu si.

Your email address will not be published.

Scroll to Top