Single Post

Habilidades caninas: la reverencia

<iframe width=”560″ height=”315″ src=”https://www.youtube.com/embed/41k7Hgtg1F8″ frameborder=”0″ allowfullscreen></iframe>

Aprende cómo enseñar a tu perro cómo hacer la reverencia (postura de juego)

Nivel de dificultad: fácil

Nos aseguramos que el perro nos está prestando atención (siempre que vamos a enseñar algo nuevo a nuestro perro, es recomendable hacerlo en casa, o en un sitio tranquilo para evitar que se distraiga). Lo primero siempre será captar la atención del perro y conectar con él, para ello le entregaremos unos cuántos premios de comida a cada inicio de sesión.

Desde la posición de pie, cogemos un premio de comida y lo deslizamos suavemente entre las patitas delanteras del perro, para que el perro al intentar cogerlo doble los codos. La intención es que el perro adopte la posición de juego y haga la reverencia, pero antes tendremos que premiar una serie de aproximaciones.

Es fundamental que el premio luego lo echemos en la dirección opuesta al perro para evitar que se tumbe. Le felicitaremos y premiaremos todos sus buenos intentos.

Al principio no le exijas precisión, si tardas en echarle el premio el perro se tumbará. Si esto ocurre no le digas nada, simplemente échale un premio  al suelo para que se levante y vuelve a empezar.

No te enfades ni mucho menos regañes al perro por algo que a ti no te sale, ten paciencia

Con el tiempo el perro aprenderá a bajar del todo los cojos hasta la posición de juego sin tumbarse cada vez que hagas el gesto

Una vez el perro haya aprendido bien la habilidad, es hora de ponerle nombre a la habilidad y para ello sólo tienes que introducir la nueva señal verbal seguida del gesto:

Es muy importante que las sesiones de entrenamiento deben ser muy cortas, menos de 5 minutos y recuerda: pónselo fácil y no le regañes por algo que él no sabe hacer, el entrenamiento debe ser algo divertido para el perro y para el dueño.

Si el perro se siente incómodo en la posición, puede que tenga alguna dolencia o problema físico, consulta a tu veterinario.

Si nuestro perro presenta signos de cansancio, fatiga, empieza a ladrar, jadear u olisquear el suelo paramos.

Your email address will not be published.

Scroll to Top