Single Post

Las necesidades en su sitio

 

Cómo lograr que tu perro haga pis y caca en “su sitio”: fácil y rápido.

 

Otro día hablando con unos señores en un parque escuché algo que pensé que se había extinguido: la creencia de que frotar el hocico de los perros en su propio pis gritándole ¡NO! soluciona el problema de la conducta higiénica (que hagan pis y caca donde no deben). Es acción-reacción: el perro tendrá miedo a hacer pis/caca delante de su dueño y empezará a hacerlo a escondidas y/o cuando el dueño no esté delante por que delante del dueño es peligroso. 

 

El cachorro no conoce las normas de la casa, es normal que haga pis si tiene ganas, y lo va hacer en el primer sitio que se encuentre.

 

¿Cómo solucionamos este problema?

Yo soy partidaria de que los cachorros estén siempre controlados. Si no vas a estar o no puedes estar pendiente de tu perro, es mejor dejarle en un parque para perros o en una habitación preparada que suelto a su aire para luego regañarle por haber hecho cosas que él no sabía que no podía hacer.

Otra de mis recomendaciones es utilizar una bandeja higiénica para cachorros, con sus respectivos empapadores en el caso de que aún no pueda salir a la calle. 

PD. A cada día sacan productos nuevos tipo cajas de interior con trocitos de césped artificial y demás para ayudar con este tema, no dudes en visitar tu tienda favorita y ver qué es lo que más te convence. 

 

Paso 1: descubrir el nuevo hogar y preparar el primer empapador

Nada más llegar, lo normal es que el cachorro esté desorientado, asustado, no conoce el sitio, los otros perros si los hay, sin duda es un momento muy difícil para ellos, y no hay que regañarles porque ellos aún no saben qué tienen que hacer.

En cualquier momento el perro hará pis en el suelo (sobre todo después de beber agua), no pasa nada, se coge un empapador para limpiar el pis y se le pone encima de la bandeja higiénica o en el sitio dónde quieras que el perro haga pis.

A partir de ahora, tendré los empapadores ya preparados con el olor del pis  colocados en el lugar elegido.

Paso 2: enseñarle el sitio correcto

A partir de que tenga un empapador con el olor de su propio pis, empezaremos a acercarle por “su sitio de pis” para que sepa dónde está el olor. En esta etapa tengo que estar pendiente de mi cachorro para que vaya a este sitio a menudo a la vez que si le vea hacer pis en cualquier otro lugar, pueda cogerle en brazos (mientras hace pis) y sin decirle nada,  ponerle encima de la bandeja higiénica y premiar diciéndole “muy bien pis” mientras le caen unos granitos de pienso (o algo que pueda comer).

 

Paso 3: anticiparse y premiar

Nada más despertarse, después de comer y de beber, la probabilidad de que tenga que vaciar su vejiga es muy alta, por ello, llevaré el cachorro hasta este sitio, que debe estar acotado (o en una habitación pequeña cerrada) y esperaré a que él solito haga sus necesidades para premiarle ahí mismo.

El cachorro aprende que se le premia y se le felicita por hacer pis en aquel sitio, que además, huele a pis, con lo cual, será muy fácil para él.

En el caso de las cacas el procedimiento es igual, con la diferencia de que las cacas las tiras y no se quedan ahí, pero, debes mantener el mismo empapador aunque sea por unos días para que el cachorro aprenda muy bien al principio.

<Importante: tienes que limpiar cualquier rastro de olor a pis de dentro de casa para que el perro no vuelva a hacerlo, pero eso no se consigue con un limpiador normal, necesitas productos específico para esto. Olvida la lejía y el amoniaco. 

 

Ideas

En el caso de que ya tengas el cachorro haciendo sus necesidades por cualquier sitio, otra idea es que sitúes la bandeja higiénica (o lo quieras utilizar) en el sitio dónde el perro le gusta hacer sus necesidades – muchos cachorros hacen sus pis siempre en el mismo lugar – aunque sea en los primeros días y luego cambias el sitio. ¡Pónselo fácil al principio!

 

Ten empatía…

Y para terminar, ponte en lugar del perro: imagina que desagradable seria estar esperando a alguien todo el día, y que cuando por fin llega, empieza a regañarnos y nos pone mala cara… esto es sin duda muy desagradable y sobretodo frustrante, no lo hagas, recuerda, un animal controlado evitará disgustos para sus dueños y para él mismo.

Recuerda que el perro jamás debe asociar algo desagradable a su dueño.

RECOMENDAMOS

Bandeja higiénica y empapadores para cachorros.

       

Parques para cachorros.

Si tienes jardín, te será aún más fácil enseñarle. Puedes leer más sobre este tema aquí.

Si tu problema es con un perro adulto, aprende a solucionarlo aquí


Si tienes o vas a tener un cachorro ¡apúntate a nuestro curso para cachorros! esa es la mejor forma de educarle y prevenir problemas de comportamiento. GARANTIZADO. Para saber más escríbenos

Your email address will not be published.

Scroll to Top