La conducta higiénica (pis y caca) II: cuándo tienes jardín

 

Si tienes jardín, enseñarle hacer pis y caca en “su sitio” será aún más fácil.

Hace bastante tiempo publiqué un post sobre la conducta higiénica: cómo lograr que el cachorro recién llegado haga sus necesidades en “su sitio” hasta que pueda salir a la calle (lo puedes leer aquí). Este post estaba pensado para aquellos que viven en pisos y no pueden sacar su cachorro a la calle hasta que no tenga todas las vacunas teniendo que enseñarle a hacer pis dentro de casa (en el sitio adecuado).

Aquel método funciona de maravilla, lo tengo testado y re-testado con mis propios perros y por supuesto con montones de alumnos.

No obstante, hoy enseñaré algo muy sencillo para aquellas personas que sí tienen jardín, entendiendo que el perro viva dentro de casa pero tenga acceso al exterior. En este caso ni hacen falta empapadores, ni bandeja higiénica, ni nada.

Solo necesitarás utilizar el sentido común y tener paciencia.

Hecho: poco después de comer, de beber y nada más despertarse el cachorro necesitará vaciar su vejiga y hacer sus necesidades.

Esto significa que cada vez que beba agua, después de comer y nada más despertarse le acompañaremos inmediatamente fuera y permaneceremos cerca hasta que lo haga. El cachorro no tardará en hacer pis/caca, y una vez lo haga le felicitaremos.

Opciones para felicitarle: muy bien +  caricia; muy bien + premio de comida; “click” + premio de comida

 

Hecho: lo que a un perro le aporte beneficio, se repetirá.

Por un lado, le estamos acostumbrando por sistema a salir fuera cada vez que queremos y sabemos que él tiene que hacer pis, por otro, le estamos felicitando y premiando por ello, con lo cuál, el perro no tardará nada en aprender lo que le estamos enseñando.

Si le das un premio de comida, que puede ser un granito de su propio pienso, cuándo haga sus necesidades dónde tú quieres, más motivación tendrá, aunque el simple hecho de felicitarle, diciendo “muy bien pis” en un tono amable, demostrando afecto, le ayudará a entender y a aprender lo que le quieres enseñar.

Lo que no hay que hacer

  • Regañarle si se equivoca
  • Perder la paciencia
  • Castigarle por equivocarse

 

TIP

Cada vez que le vayas a felicitar, enséñale el nombre de la acción a la que estás marcando, ejemplo: “muy bien PIS”. Al decirle una y otra vez el perro aprenderá el significado de la palabra y así el día de mañana entenderá cuando le digas “haz pis”. Recuerda utilizar conceptos sencillos y frases cortas para ponérselo muy fácil.

 

**Como veis en el vídeo, a mi perrito Vader le premio diciéndole “muy bien PIS” ocasionalmente con alguna caricia, pero sin ningún refuerzo de comida. En dos días el cachorro hacía el 100% de sus necesidades fuera.


Si tienes o vas a tener un cachorro en casa, apúntate a nuestro curso para cachorros ¡ahora también disponible online!

Your email address will not be published.

Scroll to Top