Enseñarle la calma

¿Es posible enseñar la calma a un perro? Si, y debes de hacerlo.

Una de las grandes quejas que suelo escuchar de los dueños:

  • Mi perro es muy nervioso
  • No para
  • Es hiper activo
  • No es capaz de estar quieto
  • Necesito que esté tranquilo

Evidentemente detrás de eso pueden haber patologías de comportamiento y por ello recomiendo la supervisión de un profesional. No obstante, hay algunos factores que debemos tener en cuenta para empezar a trabajar la calma en nuestra mascota:

  1. Prestar atención a lo que se le está reforzando: si solo le presto atención cuándo está nervioso, ladrando, o haciendo cualquier cosa que no quiero, eso es lo que el perro me va dar. No importa que le estés diciendo que no, porque la atención refuerza. Si quieres que tu perro deje de hacer algo no pestes atención a ello, enséñale lo que si quieres que haga y pide ayuda profesional si hace falta.
  2. Fomentar comportamientos obsesivos o nerviosos: ¿vuestros mejores momentos lo pasáis jugando a la pelota o lanzando palos? si estás constantemente incitándole al juego luego necesitarás enseñarle a desconectar y a relajarse. Este post sobre la señal de desconexión te ayudará.

¿Y cómo hacer para fomentar la calma?

Trabajando la captura de calma: cada vez que veas a tu perro tumbado, tranquilo y relajado, acércate a él, dile “muy bien, relax” y dale un granito de pienso o un premio.

Necesitamos que el perro esté relajado pero ¡después del paseo no vale! lo que buscamos es un estado de ánimo, y no cansancio físico y/o mental.

Diremos “muy bien” acompañado de una palabra que queremos que represente este estado de ánimo, por ejemplo relax o tranquilo, elije lo que más te guste.

Utilizaremos premios de comida sencillos, nada de “mucho valor” que le pueda alterar, por ello su propio pienso o galletas perrunas.

Un perro que no tiene todas sus necesidades básicas cubiertas nunca será un perro tranquilo.

Repite este ejercicio todos los días, todas las veces que le veas tranquilo como a ti te gusta. Con el tiempo el perro aprenderá lo que le pides cada vez que utilices la señal de “relax”.

Este ejercicio debe hacerte consciente de tu propio estado de ánimo.

Dueños muy nerviosos difícilmente conseguirán perros muy tranquilos, recuerda:                    el perro es un fiel reflejo de su dueño.

Your email address will not be published.

Scroll to Top