Enseñar a nuestro perro a permanecer “en su sitio” constituye una herramienta muy útil que nos ayuda a nosotros a enseñarle de una manera más fácil y a ellos a aprender de una manera más rápida.

Lo llamamos “MAT”, cuándo queremos que el perro vaya “a su sitio”. Es un término corto, fácil, que significa felpudo en inglés. El “MAT” (su sitio) debe ser un objeto totalmente nuevo para el perro, que sólo se utilizará en las sesiones de entrenamiento.

Algunas ideas:

  • Una manta pequeña
  • Una toalla
  • Una alfombra
  • Un felpudo
  • Incluso su propia correa (no recomendado para principiantes)

8 grandes ventajas de trabajar con “MAT”

  1. El perro inicialmente aprenderá que estar “en su sitio” es algo positivo para él por que le aporta beneficios, con lo cuál, al poco tiempo estará deseando estar ahí.
  2. En “su sitio” las recompensas son siempre distintas, desde el principio utilizaremos: afecto, comidas variadas, juguetes, felicitaciones, etc., para que el perro aprenda que le puede tocar cualquier cosa y no esté obsesionado siempre con un mismo tipo de premio (sean pelotas o salchichas), así será más fácil trabajar con motivadores diferentes a lo habitual y llegar a suprimirlos en un momento dado*.
  3. Ayuda al perro a permanecer tranquilo durante las sesiones de entrenamiento por que delimita su espacio: si el MAT “su sitio” es una alfombrilla de 30x30cm, este el espacio que tiene para estar y no toda la dimensión del sitio dónde estáis entrenando.
  4. El perro se concentrará en permanecer en “su sitio” mucho más que lo que pase a su alrededor: una vez que el perro aprenda que estando ahí consigue lo que quiere, todo lo que pase a su alrededor irá perdiendo importancia.
  5. Te permitirá trabajar a distancia: cuándo el perro haya trabajado suficiente tiempo “en su sitio” es cuestión de alejar el MAT gradualmente.
  6. Te permite trabajar con más de un perro a la vez de manera organizada, sin complicaciones.
  7. Le ayudará a entrenar en entornos complejos (con el tiempo que requiera cada perro en comprender y mecanizar el ejercicio).
  8. El perro estará más predispuesto a aprender y se estresará menos, porque sabe lo que vendrá a continuación.

Importante: tras realizar los ejercicios “en su sitio” se le retirará el objeto inmediatamente.

Las sesiones de condicionamiento del MAT iniciales no deben sobrepasar los 3 minutos y deberán hacerse mediante shaping (moldeado).

Recuerda: pónselo fácil.

*Siempre hay un refuerzo (aunque sea la atención, el afecto, ó los gestos faciales) otra cosa es que el perro lo acepte como tal y eso hay que trabajarlo.

 

Your email address will not be published.

Scroll to Top