Alternativa al NO

Si utilizas mucho la palabra NO para educar a tu perro, éste es tu artículo.

Dicen que los educadores caninos que trabajamos “muy” en positivo no utilizamos nunca la palabra no con los perros. Vaya, entonces ¿les decimos a todo que si?

Vamos a ver qué hay detrás de eso…

Voy hablar en nombre propio, según lo que hago yo.

Es cierto, no suelo utilizar la palabra no.

No está prohibido, sencillamente, es que decir que no, no será suficiente para enseñarle.

Ya Mara, pero mi perro iba a morder el sofá, le dije un no y dejó de hacerlo…

Vale, has conseguido que el perro delante de ti no muerda el sofá, pero lo que realmente aprendió el perro fue a hacerlo a tus espaldas, cuándo ya no hay peligro para él.

En el caso de los cachorros, ellos no saben lo que significa la palabra “no”, aunque si comprenden (tanto un cachorro cuanto un perro adulto) el tono emocional que estás utilizando.

¿Entonces qué le digo si va hacer algo que no debe?

Si tienes que interrumpir el comportamiento, hazlo. Pero lo que yo quiero decir con este post es que quedarse en el no, está muy lejos de resolver tu problema. ¿Lo que le dices? Quizás nada, llama su atención hacia otra actividad, pídele otro comportamiento, pero sobre todo ten en cuenta de que lo fundamental para resolver un problema es enseñar lo que si quieres que él haga, enseñarle las reglas antes y no quedarte en la consecuencia, que es lo que se suele hacer.

¿Sabéis cuáles son las consecuencias de estar regañando al perro?

  1. Estoy cargando el vínculo que podamos tener.
  2. Si tú eres algo negativo para él, el perro dejará de acudir a la llamada, eso para empezar.
  3. Con el tiempo, también aprenden a ignorar el no y se hacen aún más desobedientes.
  4. En algunos casos, el no puede llegar a reforzar una conducta indeseada, por ejemplo, tú no quieres que ladre e insistes una y otra vez en decirle que no lo haga. ¿Funciona? No. Ha empeorado? Si. ¿Por qué? Porque si lo que el perro quería era atención, aun diciéndole no, lo consiguió.

 

Un problema de comportamiento se resuelve desde la causa, y no limitándose a la consecuencia.

 

Your email address will not be published.

Scroll to Top